top of page

Cambia todo cambia, hasta la profesión académica del docente de educación física.

Cambia lo superficial,

cambia también lo profundo,

cambia el modo de pensar,

cambia todo en este mundo.

Julio Numhauser


Docentes de educación física: Ciclos de vida e identidad profesional es un libro de Dr. Jesús Enrique Mungarro Matus quien dirige actualmente la escuela de educación física del Estado de Sonora en Hermosillo Sonora México. El Dr. Mungarro siguiendo la tradición del método biográfico-narrativo, (Landín y Sánchez, 2019) entrevista y discute con los primeros profesores de educación física en el estado de Sonora. quienes ofrecen una mirada visión histórica y una propuesta actual desde la perspectiva de la configuración misma de su profesionalización recordando los periodos críticos, los conflictos y soluciones dentro de la carrera docente y el retiro en relación con el ajuste a la etapa de jubilación. El texto aparece como una efeméride y como una propuesta futura para las nuevas generaciones de docentes de educación física y a los interesados en la historia de la educación.

El libro está estructurado primero con el planteamiento del problema que tiene que ver con la historia y la orientación que ha venido tomando la educación física a partir de los años 50 hasta la actualidad, y tratando de identificar a través de la identidad profesional y de la carrera de algunos de los actores en el Estado de Sonora, cómo ha venido modificándose la forma de percibir la educación física como asignatura particularmente en educación básica. En el capítulo 3 ya se plantean las historias de vida, en el capítulo 4 se llevan a cabo unos análisis de categorías de tipo cualitativo que tratan de integrar los diferentes componentes de la entrevista y en el capítulo 5 se reflexiona sobre la temática.

En general las entrevistas siguen un orden lineal a través del tiempo, del nacimiento hacia los estudios de educación básica y de allí a la formación profesional en el área para después conocer un poco la concepción actual del actor sobre la educación física en el Estado y sus consideraciones actuales. Aun cuando se trata de un libro descriptivo, acerca de la historia de vida de los actores que han tenido lugar y que han desarrollado la educación física en el Estado, tendríamos primero que diferenciar a los pioneros que nacieron en los 30, 40 y 50s, que más bien tuvieron una trayectoria basada en el deporte y que fueron comisionados como profesores de educación física, pero no existe en ellos una visualización de la educación física como la educación del movimiento para el desarrollo de las habilidades cognitivas sensoriales y motoras, sino más bien para la formación de deportistas de alto rendimiento.

En su mayoría se trata de profesores masculinos que inician reconociendo ciertas habilidades motrices de la infancia aunadas a cierta complexión física que les da la posibilidad de desarrollar algún deporte. es importante como se deja ver a través de este grupo que va desde el profesor Marcelo Adolfo Save Monge (página, 34) hasta la profesora Romelia González Martínez (página 57) como un grupo en el cual se vislumbra entre líneas el manejo corporativista del sindicato, para apoyar a los deportistas y a una burocracia estatal comprometida con el Estado a través de algunos sistemas de influencias para lograr ubicar a estos deportistas. A los cuales se les ofrecen plaza o trabajo seguro sobre todo a través de la Universidad de Sonora con una plaza académica para poder desarrollar el deporte.

De alguna forma mucho de lo que he dicho con anterioridad esta también descrito por el Mtro. Agustín Juárez García (página, 79), se tiene la concepción en esta primera etapa de la educación física que es más bien, el desarrollo del deporte en el Estado de Sonora hasta la feliz llegada del profesor Samuel Koirif (página, 70) quien va a formar la Comisión Estatal Deportiva y las instituciones que van a comandar el deporte en el Estado y finalmente llegarían a convertirse en el Instituto Sonorense del Deporte. Todos ellos tienen la visión de que la educación física requiere de formadores de carácter, formadores que sean capaces de arrancar del alumno el último esfuerzo y requiere la dureza, entereza, fortaleza para forjar hombres y mujeres.

Ninguno de ellos reflexiona de manera profunda sobre la educación física como una especialidad y materia fundamental para el desarrollo del niño y del adolescente. La mayoría de los hombres hacen gala de sus premios y logros deportivos, sin embargo, todos ellos hablan de la necesidad de vocación, talento y sacrificios para lograr obtener los títulos y los grados necesarios, los méritos que requieren para obtener beneficios estatales, federales y locales. En la mayoría de los casos, el profesor de educación física tiene una comisión para desarrollar el deporte y obtienen plazas de supervisores, profesores y jefes de sector, pero nunca se deja ver cuál es la transición o cuales son los méritos que requirieron sortear para llegar a la supervisión o jefatura de sector. Este segmento sería muy relevante sobre todo para los aspirantes a la promoción y ascenso vertical dentro de la secretaria estatal de educación.

Es muy interesante que en los primeros años no se promulgue la educación física como una especialidad para el desarrollo psicosocial, motor, sensorial y cognitivo del niño, sino más bien como una manera de ejercitar la que nos indica de nuevo la importancia de la vocación y entendimiento de la educación física “Les faltan las ganas, la pasión por la profesión. Las autoridades creen que, contratando entrenadores, estos podrán dar una clase de educación física, pero ellos solo se enfocan en los niños hábiles y están dejando por fuera a muchos niños de cada salón” (página 106).

En las historias de vida, la parte final después de la jubilación los profesionales en general terminan llevando a cabo tareas que no son las de especialización y continuas con el trabajo que desarrollaron durante toda su vida, sino que se están dedicando a cosas distintas en el periodo de jubilación que en la mayoría de los casos es bastante temprano entre los 57 y 65 años. La otra cuestión que se deja ver en las diferentes historias de vida es que al inicio hace falta un monitor, un mentor que ayude al profesor a entender la educación física como parte de un proceso educativo y finalmente se deja ver que la mayoría de aquellos que llevaron a cabo un posgrado, lo llevaron a cabo al final de su carrera y seguramente su capacidad del posgrado para promover nuevas competencias disminuyo ya que la inversión en capital humano se llevó a cabo al final de la vida laboral.

Se deja ver que las buenas ideas asociadas al desarrollo físico, motor, cognitivo que establece el movimiento son la mayoría de las veces anuladas por los directivos o los docentes de las instituciones de educación básica sin estar revisando las implicaciones que se encuentran en la literatura actual. (Rodríguez, 2008; Manzano, 2006) Se enfatiza que las comisiones que se otorgan a los docentes de educación física y la falta de materiales para llevar a cabo el desarrollo de la actividad física a través del movimiento son un obstáculo actualmente para los aprendizajes a través del movimiento. Por ello en el capítulo 4 podríamos indicar además de los 4 puntos relacionados con los detonadores de la profesión, un detonador adicional que es propio de la juventud es que el acto de elección profesional es también un acto de osadía, rebeldía y autoevaluación competitiva que lo que genera es una búsqueda de identidad individual y social. Por otro lado, la identidad docente está asociado a los aprendizajes motrices, cognitivos y sensoriales que nos da la educación del movimiento y no está actualmente asociada al desarrollo del deporte de entretenimiento o de alto rendimiento. Sería muy adecuado abrir un espacio al final de epilogo sobre la forma en la cual estas historias moldearon los que hoy se entiende por educación física en el Estado de Sonora, incluyendo los procesos administrativos y burocráticos u los asociados al sindicato y las ventajas de haber separado deporte de educación y la apertura de nuevas opciones para el deporte y la educación física.

Finalmente, me parece que el método analítico y los procesos de los datos fueron muy adecuados solo falta mejorar la discusión y discusiones en términos de los impactos sobre el presente y la forma en la cual deberemos abordar esta temática en el futuro.


Referencias

Landín, R. & Sánchez, I. (2019). El método biográfico-narrativo. Una herramienta para la investigación educativa. Educación, XXVIII(54), 227-242. https://doi.org/10.18800/educacion.201901.011

Manzano, J. (2006). Educación física y desarrollo integral. Isla de Arriarán: revista cultural y científica, 28, 275-296.

Rodríguez, M. (2008). La actualidad de la educación física en el desarrollo integral del ser humano. Inter Sedes: Revista de las Sedes Regionales, IX(17), 121-133.


Reseña del Libro:

Autor: Jesús Enrique Mungarro Matus

Editorial Qartuppi, CRESON y SEC del Estado de Sonora


Vera, J.A. (2022). Cambia todo cambia, hasta la profesión académica del docente de educación física. Praxis Investigativa ReDIE: Revista Electrónica de la Red Durango de Investigadores Educativos, 14(26), 70-73.





20 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page