top of page

Manual de tutorías

El programa de tutorías instaurado desde el año 2010 en las escuelas normales responde a las necesidades de una comunidad escolar que por su grado de vulnerabilidad y riesgo requiere de apoyos integrales para mejorar sus indicadores de permanencia, aprobación y continuidad.


Durante casi una década se han actualizado e incorporando nuevas temáticas, didácticas, materiales y estrategias de organización para optimizar el impacto de las tutorías y hacer de ellas un mecanismo fundamental en la preparación integral de los estudiantes.


Desde su creación, el modelo de tutoría se ha apoyado en la hipótesis de cuatro ámbitos específicos (académica, personal, familiar y social) que deben de ser profesionalizados para una atención de calidad que coadyuve con la formación de habilidades, capacidades y competencias de los estudiantes. La tutoría en la escuela normal representa un proceso de acompañamiento implementado a través de la atención personalizada de forma grupal o individual. Esta es instrumentada por académicos con una formación y capacitación adecuada para desarrollar esta

función.


La tutoría individual ha requerido el apoyo de profesionales de la psicología, especializados en áreas vinculadas a los procesos de tutoría, con el propósito de atender los aspectos individuales que requieren de una intervención focalizada en la solución del problema o en su caso consejería profesional. Por otra parte, la tutoría grupal es un escenario en el cual el tutor ha desarrollado las habilidades para lograr la auto-apertura de los estudiantes y observar a través de su comportamiento y su lenguaje, aquellos parámetros y variables en los cuales es preciso incidir para la mejora del desarrollo académico del estudiante.


Finalmente, la función académica de la tutoría responde a la necesidad de intervención de los académicos especializados en las diferentes disciplinas y áreas de especialización de los programas de estudio como alternativa de soporte que coadyuve con el desarrollo de las competencias académicas y profesionales en formación del estudiante. Esto mediante la identificación y supresión de aquellos elementos que están obstaculizando el dominio de las competencias generales para que el estudiante esté en condiciones de continuar de forma adecuada su trayectoria escolar y su formación profesional.


En este sentido, la tutoría en la escuela normal tiene como objetivo dar seguimiento y orientar de forma pertinente el desarrollo personal, académico y profesional del estudiante, enfatizando los aspectos cognitivos y afectivos del proceso de aprendizaje que permitan fomentar la capacidad crítica y el rendimiento académico para incidir de forma positiva en su desarrollo personal y social (DGESPE, 2016).


Con el propósito de ofrecer una alternativa de apoyo y formación para el académico que desempeñará la función de tutoría en cualquiera de sus modalidades, surge la necesidad de elaborar un manual de tutoría que contenga las nociones y directrices básicas que permitan una guía y facilite la implementación del programa y procesos de tutoría, permitiendo identificar y fomentar los elementos específicos que generen experiencias académicas y personales en los estudiantes para enfrentar las problemáticas inherentes a su formación profesional y su trayectoria escolar.


El establecimiento de un manual de tutoría surge de la necesidad de establecer un marco de referencia que permita dar dirección a la planificación didáctica de la función tutorial bajo las condiciones particulares que mantiene la Escuela Normal Superior de Hermosillo (ENSH). No obstante, este proyecto no tiene el objetivo de estandarizar los procesos, sino establecer un marco de acción en el cual se privilegia la flexibilidad y capacidad de ajuste ante la especificidad de cada situación.


Este documento es de uso exclusivo de los académicos y estudiantes de la ENSH. Contiene elementos que fueron analizados, discutidos y reflexionados por la planta académica vinculada con el programa de tutorías. La flexibilidad de ajuste del manual permitirá ser modificado de acuerdo con las necesidades generadas a partir de los cambios en las políticas institucionales o del contexto social. Cada una de las secciones está diseñada para mantener una actualización constante de acuerdo con los requerimientos que se susciten a nivel institucional o social y, se prevé una vigencia de al menos cinco años para una revisión general del modelo de tutoría propuesto en este manual.


El manual se integra por dos capítulos. El primer capítulo está compuesto por tres

apartados, en los cuales se busca establecer la justificación de la necesidad de organización, rediseño e institucionalización de un proyecto de tutoría que concuerde con la realidad educativa de la ENSH. Además, en este capítulo se plantean los constructos teórico-conceptuales que busca definir el concepto, clasificación y objetivos de la tutoría en general. Lo anterior con el objetivo de presentar una postura teórico-metodológica pertinente en relación con las características académicas e institucionales de la ENSH.


En el segundo capítulo se centra en el desarrollo de objetivos de la tutoría grupal y las

diferentes áreas temáticas, éstas se encuentran diseñadas a partir de seis unidades de aprendizaje.


En cada subapartado se exponen las características didácticas de las unidades de tutoría, las cuales fueron pensadas y diseñadas con base en estrategia analítica-reflexiva. Asimismo, se describen algunos elementos esenciales para el trabajo con los estudiantes en el aula y las características del perfil competencial de los académicos que ejercerán la función de tutor.


En cada subapartado se desglosa el objetivo y las características generales asociados a las nociones teóricas y la justificación de cada unidad de tutoría, las cuales han sido diseñadas para implementarse durante los seis primeros semestres del programa curricular de la escuela normal.


Los criterios para el desarrollo de los contenidos temáticos de cada sesión deberán ser

establecidos en acuerdo con los estudiantes para facilitar su participación y efectividad, además de la pertinencia de las reflexiones llevadas a cabo en cada tema.


La planeación de las unidades temáticas se constituye por ocho sesiones con una duración aproximada de 50 minutos, dos veces por semana. Durante el semestre será posible revisar de forma completa una unidad temática y posibilitará la introducción de al menos cuatro sesiones de una segunda unidad temática, con el objetivo de completar 12 sesiones por semestre. Los planteamientos buscan fungir como sugerencias o líneas de acción flexibles para que el tutor pueda instrumentar cambios e innovaciones en la implementación de la tutoría, con el fin de mantener y fomentar el ejercicio pleno de la libertad y autonomía de decisión del tutor como agente de cambio.


Vera, J., Sotomayor, F., Del Cid, C. (2016) Manual de tutorías. Instituto de Formación Docente del Estado de Sonora (IFODES). https://www.joseangelvera.com/







52 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page